Notre Dame
Corre el año de 1482 en París, la Santa Inquisición se encuentra en apogeo debido a que gran parte de la península ibérica ha sido dominada por árabes. Las persecuciones han ido en aumento debido a la gran cantidad de gitanos que han emigrado a París, huyendo de la caza de otras regiones europeas.

En España se ha desatado una masacre antijudía por edicto real, todo aquél judío que no esté dispuesto a convertirse al cristianismo, será ejecutado. El establecimiento de una unidad religiosa ha sumado al clero para trabajar junto a la inquisición con la finalidad de erradicar las sectas, la herejía y las prácticas mágicas, así como cualquier otro sacrilegio que atente en contra de la Corona.

El Tribunal del Santo Oficio le ha otorgado a el Ministro Alexander Armengaud control total sobre las actividades eclesiásticas e inquisitoriales, él es el encargado de perpetuar los intereses de la Corona haciendo cumplir los edictos por medio de los crueles hombres a su cargo.

El pueblo parisino se encuentra dividido; por una parte está aquél sector que simpatiza con los gitanos y desea ayudarlos; y por otra parte están aquellos que los consideran una amenaza porque consumen demasiados recursos y como una plaga se propagan cometiendo actos sacrílegos a diestra y siniestra. El único sitio seguro de París que queda respetuosamente fuera del alcance de la inquisición es la catedral de Notre Dame, en la que se recibe y protege a toda persona que así lo solicite.

El líder gitano Adrien Trouillefou se ha encargado de triplicar el número de gitanos tan sólo dentro de la región parisina, es el epítome de la desobediencia civil y de la ilegalidad, los gitanos se han convertido en una plaga difícil de erradicar para la autoridad debido a su proceder clandestino y a que cuentan con aliados vitales para poder subsistir.

...¿De qué lado estás?
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Donatello Prince
Lun Jul 10, 2017 12:45 am por Adrien C. Trouillefou

» Registro de apellidos
Lun Jul 10, 2017 12:29 am por Adrien C. Trouillefou

» Registro de físicos (RPG)
Lun Jul 10, 2017 12:22 am por Adrien C. Trouillefou

» *Bitácora Donatello Prince*
Vie Jun 02, 2017 11:52 pm por Donatello Prince

» El nuevo rico -Amour priv-
Jue Jun 01, 2017 3:04 am por Edgar Bofill

» Golpea-Besa-Abraza
Miér Mayo 31, 2017 1:26 pm por Isabella Martin

» Uno o dos...
Mar Mayo 30, 2017 11:08 pm por Amour Brice

» La persona debajo de mí...
Lun Mayo 29, 2017 1:05 pm por Edgar Bofill

» El papiro de las perversiones
Dom Mayo 28, 2017 9:14 pm por William DuPont

Staff de Notre Dame
Crear foro
Mínimo de líneas
Reglas
Compañeros
Crear foro
Crear foro
Copyright ©

La historia original en la que se encuentra inspirado el foro es propiedad del escritor Victor Hugo en su obra "Nuestra señora de París", los personajes originales son propiedad de sus respectivos usuarios. En tanto los diseños, imágenes y nuevas historias que se crearon son propiedad de Notre Dame© Si se descubre de algún plagio sera denunciado directamente con foroactivo. Creative Commons License

Notre Dame by Adrien C. Trouillefou is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported License.


Ahogando penas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ahogando penas

Mensaje por Valdimar Stefánsson el Mar Mar 04, 2014 1:30 pm

Si bien no era muy común ver que Valdimar Stefánsson deambulara por la ciudad, no significaba que no soliera hacerlo... Solo que prefería que nadie lo viera. Esa noche había caído en depresión y frustración otra vez. Estar sin hacer nada nunca era bueno para él, porque daba paso a que su mente se llenara de horribles recuerdos que le hacían querer morirse de una buena vez. Harto de ese dolor en su pecho, decidió salirse un poco de su masoquismo para escabullirse por la oscuridad de los callejones parisinos bajo una túnica con capucha, negra como la misma noche. Las luces de su destino iluminaron sus ojos azules por debajo de aquella indumentaria, y se introdujo en el burdel como quien no quiere la cosa. Se quitó la capa en un ademan casi teatral, dejándose al descubierto descaradamente, sintiendo completa confianza de que nadie lo conocía ahí, y si le conocían, en esos momentos le importaba un comino. Se sentó en alguna mesa cercana a la barra y pidió una copa de whisky sin soda para iniciar la noche, acompañándose de un fino puro. Soltó una calada hacia el escenario, y comenzó a disfrutar del show de bailarinas que se desplegaban. Era mero baile vulgar sin espíritu, y lo sabía perfectamente bien, pero no quería verlo desde su siempre perspectiva artística, o no lo disfrutaría. Esa noche estaba ahí como un simple mortal que quería sumirse en las depravaciones humanas de la carne, por lo cual, tomando un trago de su bebida, se reclinó en su asiento para perderse en la perversión de la tarima, volteando a ver a su alrededor en busca de alguna chica o chico al cual clavarle los ojos de depredador que tenía esa noche, y atraerlo para pasar el rato.
avatar
Valdimar Stefánsson
Zeta
Zeta

Sexo : Masculino
Ocio : Pintar, esculpir, escribir...
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 03/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogando penas

Mensaje por Didier E. Evans el Jue Oct 06, 2016 1:07 am

Era increíble la cantidad de gente que había ese día en ese lugar, cuando Adrien dijo que adquirirían el burdel no se imaginó tener tanto trabajo. Ahora ya no podía derse el lujo de atender "clientas" adineradas tan seguido, en realidad su función principal como socio del Rey Gitano era... sólo asegurarse de que las cosas fueran marchando bien y si era así tenía oportunidad de hacer lo que le viniera en gana con el resto de su noche. Quizá por su herencia de sangre gitana no podía estar con una sola persona, es decir, en vista de que no podía andar de sitio en sitio andaba de cama en cama, excelente reemplazo, las "murallas" que los gitanos no resistían también eran propias de una relación formal, los gitanos en primera al no ser ciudadanos legales tenían totalmente denegada aquella opción y aunque él pudiera casarse por el apellido heredado por su padre, su clara inclinación por los hombres era un pretexto más para ser promiscuo por mero gusto. Esa noche tenía un sombrerito color violeta y un traje al tono, camisa blanca, zapatos blancos... colores "exóticos" pero como Adrien decía "Debe notarse quién manda aquí".

Estaba riéndose y bebiendo un trago con un par de las gitanas del sitio y entre sus jugueteos dirigió una mirada distraída a los caballeros de esa noche y sus pupilas azules se detuvieron en... ¿Valdimar? Se quedó mirándole fijamente, fue como si el tiempo mismo se detuviera, como si todo enmudeciera de repente, no tuvo cabeza para nada más hasta que comprobó que se trataba de él.

-¿Ya viste a ese hombre?-

-¡Que guapo!-

Comentaron entre las gitanas que estaban con él -Ya ni lo miren. Es mío, perras- Les dijo con ese aire soberbio y las chicas que ya lo conocían se rieron celebrándole aquel repentino impulso.

-¡Ve por él, Chèri!- Le animó una de ellas palmeando su pierna para que se levantara y este reaccionó mirándolas y guiñándoles un ojo apartándose con un andar felino.

Caminó entre la gente saludando a uno que otro sin poder evitarlos y recargó los antebrazos en la barra a su lado arqueando su cuerpo en una pose favorable con esos ojos astutos y esa sonrisita socarrona. -Vaya, vaya, vaya...- Comentó arqueando una ceja -¿A quién tenemos por aquí?-
avatar
Didier E. Evans
Eta
Eta

Sexo : Masculino
Ocio : Molestar a Jean, por supuesto~
Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 27/02/2014

Ficha técnica
Estado civil: En una relación
Pareja: Jean P. Montagne
Círculo social: Otro

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogando penas

Mensaje por Valdimar Stefánsson el Vie Oct 07, 2016 12:51 pm

Mientras veía a las bailarinas se había perdido de nuevo en el mar de sus recuerdos. Aunque intentaba no pensar, era muy difícil aquietar su mente hiperactiva. Una calada a su puro y un trago a su whisky le despejaron lo suficiente para volver a centrarse en el baile. Poco después alguien se acomodó cerca de él, y no le hubiera dado importancia de no ser por que la persona en cuestión se dirigió a él. Abrió grandes los ojos y volteó para mirar a quien le hablaba. Era ese gitano mocoso. - Así que a esto te dedicas...- Le dijo levantando una ceja y le observó de pies a cabeza. Debía admitir internamente que se veía muy bien. Eso no le quitó la seria expresión. Un trago más a su bebida y carraspeó. - Sinceramente de todas las personas con las que pude haberme topado, eras la última a la que esperaba encontrar esta noche. ¿Estás a cargo del lugar?- Lo decía porque bueno, solo había platicado con él aquel mismo día en que lo conoció. París parecía ser tan pequeño como su isla natal.
avatar
Valdimar Stefánsson
Zeta
Zeta

Sexo : Masculino
Ocio : Pintar, esculpir, escribir...
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 03/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogando penas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.