Notre Dame
Corre el año de 1482 en París, la Santa Inquisición se encuentra en apogeo debido a que gran parte de la península ibérica ha sido dominada por árabes. Las persecuciones han ido en aumento debido a la gran cantidad de gitanos que han emigrado a París, huyendo de la caza de otras regiones europeas.

En España se ha desatado una masacre antijudía por edicto real, todo aquél judío que no esté dispuesto a convertirse al cristianismo, será ejecutado. El establecimiento de una unidad religiosa ha sumado al clero para trabajar junto a la inquisición con la finalidad de erradicar las sectas, la herejía y las prácticas mágicas, así como cualquier otro sacrilegio que atente en contra de la Corona.

El Tribunal del Santo Oficio le ha otorgado a el Ministro Alexander Armengaud control total sobre las actividades eclesiásticas e inquisitoriales, él es el encargado de perpetuar los intereses de la Corona haciendo cumplir los edictos por medio de los crueles hombres a su cargo.

El pueblo parisino se encuentra dividido; por una parte está aquél sector que simpatiza con los gitanos y desea ayudarlos; y por otra parte están aquellos que los consideran una amenaza porque consumen demasiados recursos y como una plaga se propagan cometiendo actos sacrílegos a diestra y siniestra. El único sitio seguro de París que queda respetuosamente fuera del alcance de la inquisición es la catedral de Notre Dame, en la que se recibe y protege a toda persona que así lo solicite.

El líder gitano Adrien Trouillefou se ha encargado de triplicar el número de gitanos tan sólo dentro de la región parisina, es el epítome de la desobediencia civil y de la ilegalidad, los gitanos se han convertido en una plaga difícil de erradicar para la autoridad debido a su proceder clandestino y a que cuentan con aliados vitales para poder subsistir.

...¿De qué lado estás?
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Donatello Prince
Lun Jul 10, 2017 12:45 am por Adrien C. Trouillefou

» Registro de apellidos
Lun Jul 10, 2017 12:29 am por Adrien C. Trouillefou

» Registro de físicos (RPG)
Lun Jul 10, 2017 12:22 am por Adrien C. Trouillefou

» *Bitácora Donatello Prince*
Vie Jun 02, 2017 11:52 pm por Donatello Prince

» El nuevo rico -Amour priv-
Jue Jun 01, 2017 3:04 am por Edgar Bofill

» Golpea-Besa-Abraza
Miér Mayo 31, 2017 1:26 pm por Isabella Martin

» Uno o dos...
Mar Mayo 30, 2017 11:08 pm por Amour Brice

» La persona debajo de mí...
Lun Mayo 29, 2017 1:05 pm por Edgar Bofill

» El papiro de las perversiones
Dom Mayo 28, 2017 9:14 pm por William DuPont

Staff de Notre Dame
Crear foro
Mínimo de líneas
Reglas
Compañeros
Crear foro
Crear foro
Copyright ©

La historia original en la que se encuentra inspirado el foro es propiedad del escritor Victor Hugo en su obra "Nuestra señora de París", los personajes originales son propiedad de sus respectivos usuarios. En tanto los diseños, imágenes y nuevas historias que se crearon son propiedad de Notre Dame© Si se descubre de algún plagio sera denunciado directamente con foroactivo. Creative Commons License

Notre Dame by Adrien C. Trouillefou is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported License.


Sobre las torturas en la época medieval [Info]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sobre las torturas en la época medieval [Info]

Mensaje por Ayrton Doyle el Dom Mar 09, 2014 1:30 pm

Bueno, aquí quizá para informar un poco, para dar un par de ideas a los inquisidores y otras a los gitanos/parisinos respecto a lo que se atienen, encontré este recopilatorio y bueno, me pareció una interesante idea compartirlo:

El toro de bronce o El toro de Falaris
Dicen que una de las muertes más dolorosas es el quemarse vivo y en el toro de bronce este era el castigo. Su estructura constaba de un toro de metal el cual tenía el estómago hueco. En este espacio se colocaba a la persona y se le encerraba para que no pudiese salir, lo que venía a continuación era una fogata que se prendía debajo del toro causando la incineración de la persona. Para darle un sentido teatral y que infundiera más miedo, el toro tenía huecos en los orificios nasales por donde salía humo en grandes cantidades.
Spoiler:

La rueda de la muerte
A cualquier persona sensata cuando se le pregunta acerca de cómo imagina su muerte, todos responden algo que sea rápido y que no implique  mucho dolor. Los criminales que eran condenados a este castigo tenían todo menos esto. La rueda de la muerte era una gran rueda donde se amarraba al sentenciado y unos verdugos le daban golpes con unos martillos enormes, pero cuidando que no les causaran la muerte, pues al final eran abandonados vivos para esperar que fuesen los pájaros quienes se comieran su carne aún estando vivos.
Spoiler:

El rack
Está compuesto por cuatro sujetadores para brazos y piernas de donde se sujeta firmemente al condenado y con el movimiento de una palanca se comenzaba a estirar el cuerpo hasta que se le desprendieran cada una de ellas.
Spoiler:

La cuna de Judas
Tal vez uno de los castigos más humillantes. Imagínense un asiento con punta piramidal, sí, así mismo. La persona condenada (desnuda) era colocada encima de ésta, donde por supuesto el objeto lo violaba, pero lentamente era bajado hasta destrozar el orificio anal.
Spoiler:

El ataúd de la tortura
Era utilizado cuando el crimen no era tan grave. Se trataba de una jaula de metal con la forma de la persona donde permanecía sin comer por un buen tiempo. El condenado era expuesto a la vista de todos y en ocasiones solía morir por falta de comida.
Spoiler:

La doncella de hierro
Clásico de clásicos, la doncella de hierro es posiblemente la máquina de tortura más popular que existió y también una de las más aterradoras. La dama o la doncella de hierro consistía en una gran estructura de metal, con rostro de mujer, similar a un sarcófago; ésta estructura era hueca y cabía una persona dentro, pudiéndose colocar en forma vertical. Dentro, la parte frontal tenía 8 grandes, filosas y mortales púas que penetraban fácilmente la carne de quien se colocaba allí. Al colocar a la víctima dentro y cerrar la puerta frontal, otras 13 púas se introducían en la carne. Cada una de ellas se clavaba en un lugar estratégico para que al penetrar a la víctima, ésta se mantuviese con vida, desangrándose dentro lenta y agónicamente hasta la muerte.
Spoiler:

Tenedor de hereje
Fue utilizado durante la inquisición española y todos los que la iglesia declaraba como herejes merecían recibir un castigo. El tenedor no era uno de los castigos más graves, pero igual era muy doloroso. Era como un tenedor gigante con las puntas muy afiladas, el cual se colocaba debejo de la barbilla del condenado. El tenedor perforaba la piel de la persona pero no solía atravesar órganos vitales, por lo cual no se solía ver morir a la víctima.
Spoiler:

La sierra de tortura
Asesinos, ladrones, adúlteros y otros formaban parte de los condenados a una de las peores torturas de la época. Era una muerte muy dolorosa y cruel. Se colocaba a la víctima de cabeza para que se le bajara la sangre al cerebro y en ese momento lo comenzaban a descuartizar lentamente. Por supuesto esta tortura causaba la muerte del condenado.
Spoiler:

Tornillo de mariposa
Era aplicado en los dedos. Se apretaba poco a poco el tornillo ajustador para de esa forma ir destrozando los dedos lentamente. Era un método que se utilizaba cuando querían que alguien confesara o delatara algo.
Spoiler:

El aplastapulgares
Ésta es una de las máquinas de tortura más simples y antiguas que existen. El aplastapulgares, como no es difícil imaginar, es un dispositivo de hierro mecanizado que se colocaba en la mano y que la iba mutilando gradualmente. El mismo se podía ir regulando para aplastar y destruir primero las uñas, luego los dedos, los nudillos y si así se deseaba, finalmente la mano entera. Este aparato se le colocaba generalmente a ladrones, la persona no moría pero sufría un dolor supremo en sus manos, el aplastapulgares tenía tres barras de metal dispuestas de forma vertical entre las que se colocan los pulgares, mientras, una madera maciza se desliza hacia abajo por las barras de metal y los dedos son aplastados, mediante un tornillo de metal que aplica cada vez más fuerza.
Spoiler:

El destrozador de rodillas
El propósito de este dispositivo era inutilizar las rodillas de la víctima. Tenía dos lados llenos de púas. La cantidad usada dependía del delito cometido. El dispositivo tenía una especie de tornillo gigante con el que presionaba la pierna de la víctima hasta romper la piel y los huesos. Esta herramienta de tortura podría variarse, ya que también se utiliza en codos, brazos y piernas.
Spoiler:

La picota
La picota se compone de dos placas de metal o madera entrelazadas con 3 orificios: uno para la cabeza y los otros 2 para las manos. Las maderas se ajustaban con un candado y el prisionero colocado allí ya no tiene forma alguna de escapar. Aunque la picota en sí no podía quitarle la vida a la víctima, nuevamente se trataba de un vergonzoso acto público y cuando se colocaba una picota a alguien todo el pueblo era advertido. En el momento, los pueblerinos se burlaban de éste y lo humillaban lanzándole todo lo que quisieran, desde frutas o verduras podridas a animales muertos o materia fecal. De todos modos, en repetidas ocasiones se lanzaban objetos tan contundentes que provocaban heridas mortales o quitaban la vida de la víctima de forma instantánea.
Spoiler:

La hija del carroñero
Una máquina de tortura medieval que se llama la hija del carroñero no podría faltar en esta lúgubre lista. Este dispositivo constaba de una estructura metálica con aros y un sistema de tuercas y tornillos a través de los cuales, luego de colocar dentro a la víctima, se podía ejercer la presión suficiente como para ir quebrando todos los huesos del cuerpo. La víctima era aplastada con una fuerza que entre otras cosas, rompía las costillas, dislocaba el esternón y rompía lentamente la columna vertebral como si se tratase de una enorme tenaza en la que se colocaba a una persona hasta despedazarla. Se ejercía tanta fuerza sobre el cuerpo que la sangre brotaba por todos los orificios del cuerpo, los dedos y el rostro. Esta herramienta del mal fue utilizada sobre todo durante el reinado de Elizabeth I de Inglaterra para torturar a los protestantes, los traidores de la Iglesia.
Spoiler:

La araña de hierro
Para utilizarla se ataba una mujer a un poste y se le colocaba esta especie de pinza de metal agarrando todo su seno, luego se aplicaba una enorme fuerza y se le arrancaba el seno por completo. El mismo que en un momento los supo amamantar.
Spoiler:

La pera de la angustia
Este era el dispositivo mecánico de tortura pensado para los homosexuales, los herejes y las brujas. Consistía en una grupo de 4 hojas de metal con una manivela dentro y un sistema mecánico que permitía extenderlas o contraerlas, dispuestas de forma tal que cuando estaban contraídas se veía como una pera. Este artefacto, según la condena, era introducido en el ano, la boca o la vagina, una vez dentro, la manivela se giraba para expandir las hojas de metal y estirar la zona hasta desgarrarla desde el interior. Si la víctima era acusada de homosexualidad, se introducía la pera en el ano; si era acusada de herejía, en la boca; y si era acusada de brujería, se metía en la vagina. La víctima no moría, pero no es muy difícil imaginar el dolor que semejante tortura provocaría en la persona.
Spoiler:

Fuentes:
Planeta Urbe
Ojo cientifico
avatar
Ayrton Doyle
Épsilon
Épsilon

Sexo : Masculino
Ocio : Adrien
Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 06/12/2010

Ficha técnica
Estado civil: En una relación
Pareja: Adrien C. Trouillefou
Círculo social: Inquisición

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.