Notre Dame
Corre el año de 1482 en París, la Santa Inquisición se encuentra en apogeo debido a que gran parte de la península ibérica ha sido dominada por árabes. Las persecuciones han ido en aumento debido a la gran cantidad de gitanos que han emigrado a París, huyendo de la caza de otras regiones europeas.

En España se ha desatado una masacre antijudía por edicto real, todo aquél judío que no esté dispuesto a convertirse al cristianismo, será ejecutado. El establecimiento de una unidad religiosa ha sumado al clero para trabajar junto a la inquisición con la finalidad de erradicar las sectas, la herejía y las prácticas mágicas, así como cualquier otro sacrilegio que atente en contra de la Corona.

El Tribunal del Santo Oficio le ha otorgado a el Ministro Alexander Armengaud control total sobre las actividades eclesiásticas e inquisitoriales, él es el encargado de perpetuar los intereses de la Corona haciendo cumplir los edictos por medio de los crueles hombres a su cargo.

El pueblo parisino se encuentra dividido; por una parte está aquél sector que simpatiza con los gitanos y desea ayudarlos; y por otra parte están aquellos que los consideran una amenaza porque consumen demasiados recursos y como una plaga se propagan cometiendo actos sacrílegos a diestra y siniestra. El único sitio seguro de París que queda respetuosamente fuera del alcance de la inquisición es la catedral de Notre Dame, en la que se recibe y protege a toda persona que así lo solicite.

El líder gitano Adrien Trouillefou se ha encargado de triplicar el número de gitanos tan sólo dentro de la región parisina, es el epítome de la desobediencia civil y de la ilegalidad, los gitanos se han convertido en una plaga difícil de erradicar para la autoridad debido a su proceder clandestino y a que cuentan con aliados vitales para poder subsistir.

...¿De qué lado estás?
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de físicos (RPG)
Vie Jun 02, 2017 11:56 pm por Donatello Princes

» Registro de apellidos
Vie Jun 02, 2017 11:53 pm por Donatello Princes

» *Bitácora Donatello Princes*
Vie Jun 02, 2017 11:52 pm por Donatello Princes

» Donatello Princes
Jue Jun 01, 2017 4:49 pm por Donatello Princes

» El nuevo rico -Amour priv-
Jue Jun 01, 2017 3:04 am por Edgar Bofill

» Golpea-Besa-Abraza
Miér Mayo 31, 2017 1:26 pm por Isabella Martin

» Uno o dos...
Mar Mayo 30, 2017 11:08 pm por Amour Brice

» La persona debajo de mí...
Lun Mayo 29, 2017 1:05 pm por Edgar Bofill

» El papiro de las perversiones
Dom Mayo 28, 2017 9:14 pm por William DuPont

Staff de Notre Dame
Crear foro
Mínimo de líneas
Reglas
Compañeros
Crear foro Mundo Yaoi
Crear foro Photobucket
Copyright ©

La historia original en la que se encuentra inspirado el foro es propiedad del escritor Victor Hugo en su obra "Nuestra señora de París", los personajes originales son propiedad de sus respectivos usuarios. En tanto los diseños, imágenes y nuevas historias que se crearon son propiedad de Notre Dame© Si se descubre de algún plagio sera denunciado directamente con foroactivo. Creative Commons License

Notre Dame by Adrien C. Trouillefou is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported License.


Cruda moral {Adrien}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cruda moral {Adrien}

Mensaje por Didier E. Evans el Jue Dic 01, 2016 2:38 am

La noche anterior Didier se había quedado en La Corte de los Milagros, más por culpa y preocupación que por otra cosa, sus verdaderos deseos eran ir a molestar a Jean a casa pero desde el pleito entre esos dos ahora se encontraba dividido dolorosamente cuidando no molestar a ninguno con la mención del otro. Adrien además de su jefe, socio y rey era su amigo, Jean era el hombre que más amaba en la vida... ¿Cómo elegir entre ambos? Era imposible, habían sido días muy difíciles después de su recuperación del horrible incidente. Había quedado bastante trastornado con aquello por lo que había decidido no causar más problemas y quedarse en la corte tal y como lo había exigido su rey. Hacer un tiempo en recomponerse de todo, no sólo de ese incidente sino de esa sensación rara en la que comenzaba a considerar aquello un castigo divino por la culpa que cargaba con el suceso de Mathias, ¿Ya habría expiado sus pecados gracias a eso? Tendría que visitar la catedral tarde o temprano.

William había partido al río Sena con nuevas órdenes del rey gitano y con ello una enorme soledad y silencio reinaba en la corte, con ello otros tres tornillos se salieron de la cabeza del castaño y había terminado en un exceso tal que todos los días su tienda de campaña parecía un centro de reuniones orgiásticas además de una bodega de alcohol. Pareciera que Adrien estaba dando sus últimas patadas de ahogado antes del suicidio, o al menos así lo presentía Didier, por eso es que también decidió aceptar el discreto consejo de William y quedarse en su tienda a vigilarlo como quien no quiere la cosa. Se hacía cargo como mejor podía de los pendientes que no podía atender por las noches por estar atendiendo otro tipo de cuestiones... y bueno, prácticamente la culpa había convertido a Didier en un niñero del gitano más trastornado de todo París. Justo esa mañana despertaba con la pregunta mental de "¿Cuánto más tengo que soportar esto?"
avatar
Didier E. Evans
Eta
Eta

Sexo : Masculino
Ocio : Molestar a Jean, por supuesto~
Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 27/02/2014

Ficha técnica
Estado civil: En una relación
Pareja: Jean P. Montagne
Círculo social: Otro

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruda moral {Adrien}

Mensaje por Adrien C. Trouillefou el Jue Dic 01, 2016 2:45 am

Adrien Clopín Trouillefou, el rey gitano, el patriarca, el líder loco, ese era él... Aunque ahora se sentía roto por la mitad, y las cosas lamentablemente no eran sólo metafóricas, últimamente ya no recordaba mucho de su día y cuando eso pasaba era porque Clopín, su otra personalidad, se hacía presente en él y no era algo que quisiera controlar como antes, simplemente se dejaba ir. Después de Ayrton las cosas se habían salido de control para él, no podía pensar, no podía estar, no podía vivir... ese gran dolor le había partido el alma, pero poco a poco las cosas fueron siendo más tolerables, con el paso de los meses había digerido un poco la pérdida, gracias a la fuerza que su pueblo le otorgaba día con día se había obligado a regresar, no podía seguir tan deprimido.

Era la esperanza que le quedaba no sólo a los gitanos sino a los parisinos que simpatizaban de ellos y hasta ponían en riesgo su vida como Diègue, Arthur, Danielle, Carlos... Jean... sobre todo él. Había tenido días enteros bebiendo para intentar perderse un rato en ese sopor del alcohol, olvidar todo, folló con cuanto se le puso en frente sin siquiera mirarlos a la cara, en verdad se sentía mal. William había partido a un viaje, Esmeralda nunca estaba, Jean era su único amigo de verdad en la inmensa soledad que le otorgaba su trono, en el peligro de París en quien siempre había podido confiar era en él, fue el primero en abrirle las puertas de su negocio a los gitanos cuando él comenzaba, y el pensar que había sido tan tonto como para creer que Jean había podido traicionarlo era algo que le dolía incluso más que la muerte de Ayrton misma porque ¿En quién se estaba convirtiendo ahora? ¿Quién era? La persona rota y demacrada que veía al espejo esos últimos meses no era Adrien, ni Clopín, era otro que desconocía y le desagradaba, alguien que ya no sonreía, que no retaba intrépido a la vida... que sólo se sentaba a llorar y desquitarse con cuanto incauto se le cruzara en frente.

Esa mañana que despertó y nuevamente el hueco de la soledad y el dolor perforaba y anidaba en su pecho miró a sus lados, varios cuerpos desnudos, tres perfectos desconocidos y él no recordaba lo que había hecho, su gran tienda de campaña estaba completamente revuelta y botellas innumerables de vino entre lo que se podía identificar tapizaba el suelo. No, nada de eso había podido regresarle su felicidad, sino sólo hundirlo más en el hoyo de su miseria. Se sentó lentamente con grave resaca y levantó una botella a medio terminar del suelo dándole un par de tragos, su desayuno de los últimos días. Sin pudor de su desnudez se desplazó por la tienda, tomó un par de prendas limpias y salió por la parte de atrás donde había un par de barriles llenos de agua y pateó una tabla en su camino que dejó ver debajo una gran coladera de esas que iban a dar al drenaje "Oh lalá", baño listo. Tomó un pequeño trozo de jabón y procedió a bañarse. Cuando terminó se secó, se puso la ropa y ahora sí manos a la obra para que todos tomaran sus pertenencias y salieran de su tienda.

Cuando salió el último joven de allí, Adrien suspiró y miró a una de las gitanas -Necesito que traigas un par de amigas, ¿Podrían ordenar mi tienda, por favor?- Sí, era momento de que fuera diferente.

-¿Hoy sí pretendes desayunar o "ya desayunaste"?- Preguntó de repente Didier que salió de la tienda de William cerrándose los pantalones, prácticamente cuando se quedaba en la corte dormía en su tienda o la del pirata, así que eso no era raro.

-Creo que un desayuno estaría bien esta vez... sólo espero que no me destruyan el estómago estas gitanas...- Comentó Adrien sonriendo tenuemente al verlo y volviendo a su seriedad habitual. De repente una voz familiar en su cabeza "Díselo" -Oye Chèri...- Dijo inmediatamente con una voz apagada, su corazón crujió... Ayrton.

-Genial, entonces pediré algo de comer... ¿Qué?- Preguntó después algo curioso.

Adrien se quedó mirando al suelo -¿Y Jean?-

-Esa es una pregunta confusa, Adrien... ¿Qué pasa? Pensé que no querías que habláramos de eso...-

-Bueno... es que yo...- Se llevó una mano a la nuca -¿Él qué hace ahora?-

-Después de lo del Babylon tuvo que buscar opciones, pero me parece que la que actualmente ayuda con francos en casa es Danielle, honestamente después de mi accidente no quise molestarlo... ni molestarte... pero ten por seguro que no la pasa mal-

-Ya... ¿Podrías traerlo a mí?-

________________________________________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

||Ficha||Bitácora||
avatar
Adrien C. Trouillefou
Admin
Admin

Sexo : Masculino
Ocio : De todo...
Mensajes : 920
Fecha de inscripción : 21/11/2010

Ficha técnica
Estado civil: Luto
Pareja: Fallecido
Círculo social: Gitanos

http://notredamegipsy.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruda moral {Adrien}

Mensaje por Didier E. Evans el Jue Dic 01, 2016 2:51 am

-¡¿QUÉ?!- El rubio se alarmó tremendamente al escuchar esa pregunta. -¿Hablas en serio?- Preguntó de nuevo acercándose a tocarle la frente -¿Estás bien?-

-Didier, por favor sólo inventa algo ¿Dónde crees que acceda verte a ti?-

-Por como están las cosas ahora creo que lo adecuado es verlo en... entre los comercios, donde generalmente se instalan Paulette y Fábrice-

-¿Podrás llevarlo allí esta tarde?-

-Sí, pediré algo de ayuda si se complica pero considéralo hecho, sólo... prométeme que no pelearás más con él, si es así me temo que yo también debo irme de la corte...-

"Deja ese maldito orgullo, sabes lo mucho que lo detesto..."-No quiero que te vayas Didier, por eso es que no te lo pedí antes, tampoco estoy bien con el hecho de que Danielle esté corriendo peligro fuera de la corte. Honestamente ahora que las cosas se han enfriado me siento más mal por esto que por...- Un nudo se formó en su garganta "¿De verdad el cantinero te duele más?... No mientas" estar sobrio de nuevo era difícil, sintió que se quebraría en llanto de nuevo apenas dijera más de dos palabras por lo que escupió con esfuerzos en un tono apagado -tú sabes...- Se llevó una mano al rostro y suspiró mientras daba media vuelta de regreso a su tienda.

-Bien...- Didier se quedó petrificado en su lugar, esa clase de reacciones comenzaban a asustarlo, Adrien lo asustaba con esa enorme fragilidad y vulnerabilidad que ahora dejaba ver todos los días, pudo notar esa expresión que antecedía a las lágrimas y realmente sintió un agijonazo en el pecho. Si tan solo hubiera tenido el valor de decir toda la verdad... pero decir que él había entregado a Mathias era ponerse la soga al cuello, a lo mucho pudo confesar lo que ese malnacido había estado haciendo antes de morir en la hoguera.

Sintió algo de culpa pero se animó a sobrellevarlo ¡Debía lograr ese encuentro a como diera lugar! Ah... pero primero antes que nada debía ordenar un desayuno para el rey antes de marcharse.


-FIN DE LA ESCENA-

Continúa en: Expiación y redimiento
avatar
Didier E. Evans
Eta
Eta

Sexo : Masculino
Ocio : Molestar a Jean, por supuesto~
Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 27/02/2014

Ficha técnica
Estado civil: En una relación
Pareja: Jean P. Montagne
Círculo social: Otro

Volver arriba Ir abajo

Re: Cruda moral {Adrien}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.